}

Tiempo de reacción

Voy a contaros una secuencia de suspense que ocurrió en mi casa el otro día:
Un vaso al filo de la mesa del comedor. Unos padres indicándole a sus hijas que tuvieran cuidado con el vaso. Hijas que juegan alrededor de la mesa. Estaréis pensando: ya sé lo que va a pasar. Padre que observa el movimiento del vaso hacia el abismo debido a un empujón del codo de una de las hijas. Padre coge el vaso antes que se produzca el desastre. Uff. ¿He tenido suerte, reflejos o un excelente capacidad de reacción?.
Así que se me ocurrió poner este sencilla experiencia. 

El tiempo de reacción es el tiempo que media entre la estimulación de un órgano sensorial y el inicio de una respuesta o una reacción. Hablamos de tiempo de reacción simple cuando se usa un único estímulo y se mide el tiempo transcurrido entre la aparición del estímulo y el comienzo de la respuesta que es lo que vamos a hacer.(definición de Wikipedia).

Esta experiencia está recogido de la web de Quo.
Necesitaremos
1.- Una regla
2.- Un compañer@

Procederemos
- Tú debes sujetar la regla por su extremo superior, mientras que el compañero coloca sus dedos en torno al otro extremo, prestos para atraparla en el momento en que tu compañero la suelte. 
- Después lo hacéis al revés. Y comparáis resultados.
La altura a la que captures la regla te permitirá saber cuantos centímetros has necesitado para reaccionar.
Ahora comparamos los resultados con los de la tabla siguiente, para valorar vuestra capacidad de reacción.

 Distancia         Tiempo de reacción
 9 cm               135 milésimas de segundo         Excelente
 11 cm             150 milésimas de segundo         Muy Bueno
 14 cm             170 milésimas de segundo         Bueno
 16 cm             180 milésimas de segundo         Bastante bueno
 20 cm             200 milésimas de segundo         Regular
 24 cm             220 milésimas de segundo         Debajo de la media
 30 cm             250 milésimas de segundo         Pobre
imprimir página

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada