}

El fusible que salta

Como sabéis algunas veces "salta" algún que otro fusible y nos quedamos sin luz en la casa o en alguna parte de ella. Es evidente que estos mecanismos ayudan a proteger  a nuestros aparatos eléctricos y a nosotros mismos. Los aparatos eléctricos funcionan con un determinado voltaje, con una determinada cantidad de corriente eléctrica. A veces, sucede que llega más corriente de la necesaria y entonces salta o se funde el fusible correspondiente. 
También sucede que tienes contratado con la empresa de turno una cantidad de voltaje y al poner varios aparatos a la vez se produce el apagón y tú maldices a quien tengas que maldecir, diciendo que "cómo puede suceder esto".
Vamos a construir un modelo casero de fusible.

Necesitarás:
- Un clip
- Papel metálico
- cable 
- bombilla.
- 2 pilas de petaca de 4,5 voltios cada una.

Procedimiento
Haremos un circuito eléctrico como el que hemos hecho en algunas de las entradas del blog. La única diferencia es que utilizaremos dos pilas de petacas en vez de una.
Os pongo un dibujo para que veáis las conexiones.



Ahora colocamos el fusible (nuestro papel metálico) en la zona donde os señalo.
Colocamos a continuación nuestro interruptor de forma que se cierre el circuito.
Ya veréis que la luz brillará un instante y nuestro fusible casero irá quemandose debido fundamentalmente a que las dos pilas proporcionan más voltaje del que puede soportar.
Al quemarse, abre de nuevo el circuito y así la bombilla no se funde.
imprimir página

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada