}

¡El tarro de mermelada que no se abre!

No sé si lo que voy a comentar seguidamente le han ocurrido, seguro que sí. Su esposa/o, amiga/o, compañera/o, le pide que abra el tarro de mermelada, espárragos........y usted ni corto ni perezoso, lo coge y ¡AHHH!, imposible, lo aprieta contra el abdomen, contra las piernas, coge un trapo, tampoco. Al final en vez de echarle al pan mermelada, nos conformamos con mantequilla.

Necesitaremos
- Un tarro de mermelada nuevo, esos que son difícil de abrir
- Agua caliente.

Procedimiento
Colocamos el dichoso tarro de mermelada bajo el chorro de grifo de agua caliente de modo que moje la tapa
Al cabo de 30 segundos, aproximadamente el tarro se abre sin esfuerzo. (BUENO, ESTO ES LA TEORÍA, PERO BUSCANDO EN LA RED NI CON ESAS, ALGUNAS VECES.)

Explicación
El tarro no se abre porque viene de fábrica con un vacío entre el contenido y la tapa. El tarro se llena en caliente, y la, mermelada se contrae al enfriarse dejando un relativo vacío. Esto es lo que impide sacar la tapa, pero al calentar ésta bajo el grifo, se dilata y deja entrar el aire atmosférico. Las presiones se igualan, dentro y fuera del tarro, y entonces se quita la tapa sin dificultad.
imprimir página

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada