}

Sonido grave, sonido agudo

Uno de mis divulgadores científicos preferidos es el ya fallecido paleontólogo estadounidense S. Jay Gould. Escribió ensayos filosóficos y científicos dirigidos a todas aquellas personas interesadas en los mecanismos de la evolución biológica. Sus artículos relacionaba por ejemplos hechos históricos, esculturas, incluso personajes de dibujos animados con el proceso evolutivo.
Uno de estos personajes era ni mas ni menos que Micky Mouse. Fíjense bien en las características de nuestro entrañable Micky hace 70 años y el que vemos actualmente en la TV.
El de hace 70 años tenía la cabeza pequeña, ojos pequeños y nariz grande. Además sus modales dejaban mucho que desear. Son características de adulto
El actual tiene la cabeza y los ojos grandes y su nariz chata. Apenas presenta barbilla. Este es más cariñoso. Son características de niño.
Este un proceso que se da en la naturaleza. En muchos animales e incluso en el ser humano. A lo largo de millones de años los rasgos juveniles se retienen en los descendientes adultos. Se le conoce con el nombre de neotenia.
¿Cual es su función?
No está muy clara. Aunque ustedes se lo pueden imaginar. Si observan a un niño pequeño, rápidamente se pone en funcionamiento un instinto de protección y cuidado y de reclamo. Este instinto se mantiene y se potencia a lo largo de los millones de años. Supervivencia.

Vamos a hacer una experiencia para los más pequeños  para diferenciar el tono agudo de otro grave de un sonido.
Vamos a necesitar:
- Unos cuantos libros
- Una mesa
- Una regla de 50cm

Procederemos de la siguiente forma:
- Colocamos la regla al borde de la mesa de forma que sobresalga,  sujetándola con los libros y posteriormente la hacemos vibrar. (fijaros en las figuras).

Figura A

En la figura A donde la regla sobresale mucho el sonido que se produce es bajo. Es un sonido grave.
Figura B

En la figura B, en cambio, el sonido que se produce es alto. Tenemos un sonido agudo.

imprimir página

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada