}

Construir un termo casero

Se llama termo a una especie de botella cuya principal características es su aislamiento, desde el punto de visto térmico, del exterior. Por lo que ni pierde ni gana calor; de este modo todo liquido contenido en el termo se mantiene a la misma temperatura a la que lo hemos introducido.

Para construir nuestro termo casero vamos a necesitar:
- Botella de vidrio con  tapón de corcho
- Caja de cartón donde quepa la botella.
Inventar es divertido
- Corcho blanco
- Cinta adhesiva

Procederemos:
- Preparamos la caja haciendo un agujero en uno de sus lados más pequeños. El agujero no debe ser ni mayor ni menor que el extremo del cuello de la botella.
- Lavamos la botella antes de usarla.
- Llenamos la botella con un líquido caliente o frío. La botella la colocamos en la caja. Tener en cuenta que solo debe asomar por el agujero de la caja el orificio de la botella con su tapón.
Inventar es divertido
- La botella debe estar rodeada de corcho blanco por todos los lados, también por debajo. Así que echa primero una capa de corcho, coloca después la botella, y rodéala de corcho por todos lo lados, hasta llenar la caja. La botella no debe moverse dentro de la caja por lo que el corcho debe quedar ajustado.
- Pon a continuación la tapa y pégala con cinta.

¡Ya tienes un termo casero!
Espera unas horas para ver si todo funciona bien.
imprimir página

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada