}

La lata obediente

El centro de gravedad de un objeto es el punto en el que está centrado su peso. De ahí su nombre:centro.
Si el centro de gravedad está sobre la base en la que se asienta el objeto, éste no caerá. Y si está fuera de ese punto, sí que caerá.

MATERIALES

1.- Una lata vacía
2.- Peso, pequeño pero pesado
3.- Blue-tack

PROCEDIMIENTO

- Pegamos el peso en la cara interior de la lata con el blue-tack, ajusta la tapa (si no tienes una tapa haz una de cartulina), calcula el centro de gravedad (donde permanece en equilibrio) y haz una pequeña señal en la lata para recordar su posición.
- Dejamos la lata en el suelo con el peso arriba, ligeramente inclinado hacia a ti. Si la sueltas verás que ésta rodará donde tú estás.
- Si ahora la dejamos en el suelo pero ligeramente inclinada en dirección contraria la lata al soltarla se alejará de ti.

EXPLICACIÓN

Al añadir peso en un lado, el centro de gravedad de la lata se ha desplazado. Con el centro de gravedad arriba, la lata es inestable y rodará hacía a ti o se alejará, dependiendo de la dirección en la que esté inclinado el peso.
imprimir página

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada