}

Malos y buenos conductores


Esta experiencia lo he sacado de un taller de fenómenos eléctricos de Cosmocaixa (Barcelona).

MATERIALES

- Cuchara metálica y cuchara de plástico
- Vasos de plástico
- Pajitas de bebida
- Papel de cocina
- Un trozo de papel de aluminio
- Una lámina de plástico(preferiblemente un separador de carpeta)

PROCEDIMIENTO

Se coloca una cuchara metálica apoyada horizontalmente entre dos vasos de plástico y se deja un trocito de papel de aluminio sobre el extremo del mango de la cuchara.

Cuando acercamos una pajita de bebida frotada o mejor, un separador de carpeta frotado al otro extremo, en la parte curvada de la cuchara, el trozo de papel de aluminio salta, repelido por el mango. Si se deja caer otra vez sobre el mango, vuelve a rebotar.

Este proceso se repite hasta que la cuchara se descarga, tocándola con el
dedo. Nada de esto ocurre si se utiliza una cuchara de plástico en lugar de
una metálica.

EXPLICACIÓN

Cuando un cuerpo cargado toca la cuchara le transfiere una parte de su carga, que se reparte por toda su superficie. El trozo de papel de aluminio, en contacto con la cuchara, también se carga (con el mismo signo que la cuchara) y, en consecuencia, es repelido. Así se demuestra cómo la carga eléctrica se puede mover a través de los buenos conductores y no a través de los malos.
imprimir página

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada