}

El aire para los más pequeños

Esta experiencia está sacada de los cuadernos de experimentos de Conacyt.
Es curioso como un simple experimento puede cambiar la actitud de un niño en clase, sobre todo de los más pequeños de primaria. Por experiencia he podido comprobar como alumnos que catalogamos de poco participativo o bien con una conducta negativa a la adquisición de nuevos conceptos cambia por completo. No sólo hacemos que participe de una forma activa sino que también asimile conceptos que en teoría, a veces, son altamente abstracto.
Una manera de demostrar a los más pequeños la existencia del aire es usando algunos de nuestros sentidos.

De la web floguis
Vamos a necesitar:
- Una pajita o popote
- Un abánico
- Un cartón o libreta
- Un espejo

Procederemos de la siguiente forma:

Que cojan  la pajita y que soplen a través de ella hacía sus brazos, van a  sentir como algo le pegará en él.
Con el cartón, la libreta o el abanico  que lo muevan de arriba a abajo o de izquierda a derecha frente a la cara. Sentirán como el aire pega sobres sus rostros y si están delante del espejo verán como sus cabellos se mueven.
imprimir página

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada