}

¡A qué no lo juntas¡

Este va a ser el último experimento de esta temporada. Nos veremos en septiembre. Con nuevos experimentos recogidos de libros o de la red y algunos propios. Así que felices vacaciones a todos los que se encuentran en el hemisferio norte y a los del sur, paciencia, que el verano llegará pronto.
Un saludo

Hace unas varias semanas os puse una entrada llamada módelo básico de un ojo. En ella os explico la importancia para los depredadores el tener los ojos en la parte delantera de la cara y su visión binocular o también llamada tridimensional.
Las imágenes que presenta cada uno de los ojos al cerebro son ligeramente diferentes una de otras. Al comparar ambas imágenes, el cerebro nos da una visión tridimesional (alto, ancho y profundidad) que te permite calcular mejor las distancias. Si cerramos un ojo vemos sólo en dos dimensiones, siendo muy dificultoso calcular las distancias.
Se imaginan ustedes al  antepasado común de chimpances y humano, saltando de rama en rama no teniendo esta visión. Qué cantidad de caidas hubiera tenido. Si no moría al estrellarse con el suelo, algún depredador seguro que estaría al acecho. Y adios Homo sapiens.

Vamos a necesitar dos lápices
Haremos lo siguiente:
1.- Sostenemos un lápiz en cada mano a lo largo
2.- Con un ojo cerrado intentamos juntar ambos extremos de los lápices. ¿Qué ocurre?
3.- Seguidamente hacemos lo mismo con los dos ojos abiertos. ¿Fácil, eh?

imprimir página

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada