}

¡La brújula no marca el norte!

Os presento un nuevo recurso que he encontrado en la red y seguro que os va a interesar.



Dentro de la zoología hay dos grupos animales que me fascinan; los mamíferos marinos y los escualos. Hablemos un poco de estos últimos.
Cuando vayan a algunos de los  acuarios que tenemos en España o en sus países respectivos y vean nadar a los tiburones en esas gigantes peceras, fijense en el morro y alrededor de la boca del animal. Apreciarán multitud de pequeñas circulitos o manchas. Son las llamadas Ampollas de Lorenzini. Estas tienen dos funciones en el animal:
Por un lado, pueden detectar los campos eléctricos generados por sus presas cuando nadan o se mueven y tambien tienen la facultad de detectar el campo magnético terrestre. Importante para sus migraciones.
Nosotros lo que haremos es detectar el campo magnético producido por una corriente electrica a lo largo de todo el conductor.

Necesitaremos
- Una caja de cartón
- Tijeras
- Un cable
- Alicates
- Pila
- Brújula de bolsillo
- Un alambre
- Cinta adhesiva

Procedimiento
 - Haremos un pequeño agujero a la caja de cartón
- Pasamos el cable a través de la caja y lo sujetamos por debajo con cinta adhesiva.
- Doblamos el alambre con un alicates para obtener una L. Una de los extremos lo pinchamos en la caja y con el otro lo doblamos para que sujete el cable.
- Ponemos la brújula sobre la caja junto al cable
- Ahora conectamos el cable a la pila

Ahora fijaros en la brújula. ¿Qué pasa?
Mueve la brújula alrededor del cable ¿Qué ocurre?
imprimir página

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada